Una página web bien planificada mejorará nuestra imagen en internet

Una página web bien planificada es un reto al que hay que enfrentarse

La página web es nuestro mejor medio de presentación en internet, ofrece la información que deseamos las 24 horas, los 365 días del año. Un buen proyecto requiere un análisis de las necesidades del cliente y de lo que está ofreciendo actualmente su competencia, para aumentar así el valor diferencial de nuestra marca.

1. Diseñar un proyecto intuitivo y claro

Respetando la identidad corporativa de la marca mediante una estética cuidada, está será una de las claves para disfrutar de la experiencia de usuario y lograr que no salgan de la nuestra web sin haber encontrado lo que buscaban.

2. Decidir el tipo de plataforma que vamos a utilizar

Si nos decidimos por una programación a medida o por un CMS, (gestión de contenidos para webs), hay que tener muy claro donde nos vamos a meter, ya que todas las plataformas no sirven para lo mismo, y sin embargo saber distinguirlas nos pueden hacer la vida más fácil.

Por una lado están las plataformas Prestashop y Magento, que son específicas para tiendas online, y por otro tenemos las plataformas WordPress, Joomla y Drupal, perfectas para crear prácticamente cualquier tipo de web.

Hagamos lo que hagamos, antes de comenzar a trabajar hay que diseñar bien la estructura o mapa web y debemos tener en cuenta la usabilidad dentro de nuestra página web para que el usuario final se mueva ágilmente y encuentre lo que busca facilmente.

3. Planificar un reportaje fotográfico

Lo primero que tenemos que hacer para presentarnos al mundo es planificar un reportaje fotográfico que muestre nuestra personalidad de empresa: nuestro edificio, nuestras oficinas, el producto o servicio que estemos desarrollando, el equipo de la empresa, la imagen de nuestro perfil. Una adecuada organización de todas las imágenes que vamos a utilizar, junto con el organigrama de estructura de la web, nos permitirá conocer las necesidades gráficas, el estilo y calidad de las imágenes que vamos a mostrar.

También podemos utilizar para nuestra web, imágenes de archivo en vez de contratar una sesión fotográfica profesional, esto es mucho más económico pero mucho menos personal. Recomiendo al menos invertir un poco en este sentido, pero si no es posible contratar un reportaje personal, podemos comprar imágenes de calidad en un banco de imagen, pero nunca utilizar las imágenes gratuitas, ya que nuestra imagen estaría a la altura de nuestras posibilidades económicas y en este punto hay que tener mucho cuidado con la elección.

4. Crear contenidos nuevos y originales

Los contenidos hablan por nosotros a través de un lenguaje claro, preciso y adecuado. Es necesario cuidar el tono de comunicación, el trato y la forma de expresar nuestro mensaje, ya que esto será lo que atraiga o espante a nuestros posibles clientes. Lo ideal sería entregarle a un periodista experto en desarrollo de contenido web nuestras ideas de negocio para que pueda crear nuestra comunicación, y junto con la estructura web, desarrollar unos textos acordes a la imagen queremos transmitir.

Además será importante mantener la web actualizada en el apartado blog o en noticias de forma periódica.

5. Posicionamiento en buscadores

Otra cosa será si queremos tener una buena posición en Google mediante posicionamiento web (SEO), publicidad en Google Adwords (SEM), o posicionarnos mediante redes sociales, para todo esto tendremos que contactar con empresas especializadas en este servicio, o aprender a gestionar nuestra página web mediante cursos online y vídeos demostrativos, pero aquí es donde comienza otro camino muy distinto.

Una correcta optimización de todos nuestros recursos nos situará en las mejores posiciones para mostrar una marca sólida y rentable, pero eso sí, cuidemos todos los detalles para tener una buena presencia de marca.

creamospatrimonio.com